ARTES Y OFICIOS ……………………………………………………………………………. Un empresario y emprendedor marica obstinado en que los comerciantes LGBT se preocupen por movilizar mucho mas que dinero

Todos los maricas somos dos estratos más que nuestras familias y eso debe servirnos para echar para adelante, y no para generar endofobia y rechazo hacia nosotros mismos.

Dice Gabriel Alvarado Mosquera un llanero haciendo empresa internacional y organización social LGBT desde Medellín – Colombia.

La historia dice que yo nací en San José del Guaviare zona de guerra y de machos, hijo de alcalde macho y machista y hermano de secuestrados, pero me registraron en Villavicencio – Meta. Me fuí de mi tierra para Bogotá a los 16 años porque me enamoré –correspondido por supuesto- de uno de los contrincantes político de mi papá. Aunque el problema no era tanto el amor en si, sino que era liberal y mi papá godo.
Quise estudiar artes y pase a La Nacional, pero mi papá consideraba que eso era para maricas y entonces termine estudiando meteorología aeronáutica y me gradué en eso.
Siempre fui mesero porque mi papá tiene discotecas. Yo le picaba el hielo y allí aprendí. Entonces trabaje inicialmente en La Candelaria en Bogotá. Luego de graduado volví como despachador de aeronaves al Meta y empecé a viajar por el país haciendo mi oficio, hasta que termine viviendo por un año en Bahía Solano. La empresa tenía un premio para el que mas vendiera del plan pacifico verde, en esa ocasión, a la donación Botero en Medellín y Bogotá, recién estaba el boom de la donación Botero y yo me gane el premio. Fue el momento de decidir que quería vivir en Medellín y así fue, pero muy rápido vino la crisis de aviación y me quede sin trabajo, entonces volví a lo que primero sabía hacer mesiar en La Recatta
, un bar gay donde habitualmente me tomaba las cervezas, de alli pase por varios bares y en navidad a vender perros en un carro en la zona de alumbrados. Fui sobreviviendo y haciendo amigos en Medellín, hasta que una amiga lesbiana –Clarena-, me hizo el primer contacto con el que hoy es mi socio –Andres Felipe Correa-. Empezamos a vender tangas y como que era de esperarse por la pésima calidad del producto, se quebró la empresa, pero de ese fracaso surgió la idea de una propuesta realmente innovadora para presentarla a Cultura E. El estudiaba Comercio Internacional en Eafit y yo mientras seguia de mesero en el Lleras.
La primera idea que nos surgió fue la de diseñar ropa medica para pacientes con VIH, pero rápidamente pasamos mejor al concepto de lo gay, apareció un diseñador llamado Andrés Gaviría, que fue el creador de la primera colección con la que ganamos Cultura E.

Yo la verdad no le di mucha trascendencia al premio, pero lo vine a dimensionar cuando me paré en Colombia Moda. Realmente no es el premio, sino la visión de empresa y la posibilidad de conocer al consumidor, que puede generarse desde allí. En nezzio nos preocupamos desde el principio por mover corazones y sensibilidades antes que por mover bolsillos.

Para el avance de esta empresa fue fundamental que yo fuera gay, si volviera a nacer quisiera seguir siendo gay, pues gracias a esto y a las vivencias en torno a esta vida he desarrollado una sensibilidad propia que me permite tener ganado la mitad del camino en lo empresarial. Si no hubiera sido gay, no habrían pasado muchas cosas muy bonitas. Fue Nezzio quien hizo la propuesta de hacer la primera asociación LGBT de comerciantes de Antioquia. Ser la parte gay, la oveja rosada de la casa, hace que yo hable con toda la propiedad del producto. Que cuando exponga el producto y me pare ante empresarios de talla internacional, tenga la empresa incorporada a mí ser.

Mi papá que hoy usa interiores de Nezzio, se enteró cuando abrió la revista cambio y leyó mercado rosa, premios a nivel nacional, y siento que me respeta como hombre, sin que la orientación sexual sea un problema.
Yo pienso que como gay todo es posible. En este momento la sociedad esta preparada totalmente para respetarnos. Lo que hace falta es que nosotros nos auto valoremos y nos decidamos sin miedo a decirlo y a asumirlo. Muchas empresas están incluso seleccionado personal preferiblemente gay.
Como gays podemos acceder a las posibilidades sociales si creemos y si creamos las oportunidades, si vos no crees las cosas por dentro de vos, no podes convencer a nadie, no podes hacer nada. Uno se vuelve atractivo cuando estas seguro de lo que estas haciendo. Yo me paro ante los públicos y les digo “por ser marica estoy aquí contándoles una historia de moda. Cuando nos ganamos el premio Antojate de Antioquia no iban a decir que era de sensibilidad gay, y entonces les dije que si no lo decían rechazábamos el premio por Homofobia. Y entonces el presentador lo dijo: la única empresa gay que en Latinoamérica estudia las sensibilidades desde el punto de vista moda. Esos son actos de visibilización, de orgullo, político.

Sueño con contarle la historia a todo el mundo, con inspirar desde esa historia a otra gente, además como un aliciente para que dejemos la homofobia entre nosotros mismos. Aspiracionalidad es la palabra que debemos mantener en mente las personas LGBT, es decir que hay que andar con la inteligencia alborotada, esa es la mejor manera de salir del closet.

Para comunicarse con Gabriel Alvarado escribale al correo electronico: nezziounderwear@gmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s